sábado, 1 de junio de 2019

FERROCARRIL JEREZ - ALMARGEN

FERROCARRIL JEREZ - ALMARGEN
Álbumes
FERROCARRIL JEREZ - ALMARGEN
7 fotosUpdated hace 2 días
Fue el sueño de un puñado de jerezanos que empeñaron parte de su vida de forma altruista en beneficio de su gente. Una quimera que, de haberse hecho realidad en su tiempo, hubiese cambiado el panorama económico y social de las antaño deprimidas comarcas de la Serranía gaditana. Y es que en otros tiempos la escasez de comunicaciones hacía muy difícil la salida de la producción agrícola y minera de estas comarcas hacia sus mercados naturales. Buenas tierras de cereales, magníficos olivares que producían y producen un aceite de alta calidad, extraordinarios productos derivados del cerdo, quesos, acreditadas mantas de lana, pieles curtidas, maderas, corchos, carbones, cales y yesos eran escasamente explotados y su producción casi en exclusiva destinada al consumo propio. Hace un siglo únicamente el ferrocarril podía hacer posible un cambio en aquel panorama, facilitando además la comunicación y el acceso a la cultura de sus habitantes. Aquellas estaciones proyectadas a principios del siglo XX para Arcos, Bornos, Villamartín, Puerto Serrano, Coripe, Olvera y Setenil, hubieran sido pórticos a la modernidad y al desarrollo económico. Ahora veamos aunque sea brevemente algo de la historia de aquel sueño. Corrían los primeros meses del siglo XX cuando el hacendado bodeguero Manuel Antonio de la Riva renuncia a su cargo de presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Jerez en favor de Manuel Críspulo González Soto, marqués de Bonanza. Meses después llegaban a la Cámara los ecos de la propaganda que desde tiempo atrás se venía haciendo en la prensa a favor del pantano de Guadalcacín, la carretera a Cortes, el canal del Guadalete y el ferrocarril de la Sierra. Para coordinar los esfuerzos en este sentido se decidió crear una comisión organizadora, como así se hizo. El primer llamamiento a la comarca sobre estos proyectos se encarga de hacerlo el abogado jerezano Amalio Saíz de Bustamante, quien a partir de entonces y durante veintisiete años no habría de abandonar su empeño en la construcción de un ferrocarril que fuera enlace natural entre los habitantes de la Sierra con Jerez y Cádiz y, que a la vez, colocara en condiciones de productividad las inexplotadas riquezas serranas hasta entonces imposibles por la falta de comunicaciones. "Porque detrás de las montañas viven también hombres" decía D. Amalio Saiz en la prensa local. El 4 de agosto de 1901 se celebró la Junta General de Accionistas, había nacido la "Sociedad Estudios del Ferrocarril de Jerez a Villamartín y Setenil". Su consejo quedó compuesto por Manuel Críspulo González Soto como presidente, y como vocales: Pedro Guerrero Castro, Luis Ysasi Lacoste, Juan González Rojas y Francisco Martel Vidal. Después, propagandistas voluntarios hacen visitas domiciliarias en Jerez y los pueblos en favor del ferrocarril. En todas partes el acogimiento fue cordial y entusiasta, exceptuando a los duques de Medinaceli que niegan adhesión y óbolo, pese al anuncio de que el ferrocarril cruzaría sus dominios de Bornos. En enero de 1904 se emitió una suscripción de acciones a la que se adhirieron 774 suscriptores con un total de 2140 títulos de 50 pesetas. El mayor porcentaje de dichos suscriptores lo fueron de Jerez, 419. Detrás y en orden de importancia lo serían: Villamartín, Arcos, Cádiz y Olvera. La primera de las actuaciones del Consejo sería la de encargar al ingeniero jerezano Antonio Gallegos la elaboración de un proyecto con vía de ancho normal, máxima pendiente de 0,025, y curvas de trescientos metros de radio mínimo. El precio global de la elaboración del proyecto sería de 600.000 pesetas. Antonio Gallegos, hombre altruista y enamorado de su tierra, que no se resigna verla sumida en el atraso y la ignorancia, acepta la jefatura y dirección de los trabajos previos de forma desinteresada. Elabora el posible trazado férreo desde Jerez a Setenil, proyecta túneles, viaductos, estaciones, recorre palmo a palmo a lomos de caballería cada metro de la futura vía, elabora presupuestos y contacta con cada uno de los propietarios de las tierras afectadas. El proyecto de esta vía férrea de Jerez a Setenil estaría compuesto por 12 estaciones, 18 puentes metálicos y tres viaductos, 21 túneles con un total de nueve kilómetros y medio, uno de ellos, el de Angostura de Bornos de 2000 metros de longitud. Todo con un presupuesto estimado de 24 millones de pesetas. Pero, ¿quién financiaría esta elevada cantidad en aquellos tiempos? Todo ello era un delirio. ¿Cómo sin estar locos se podía soñar obtener los 24 millones para hacer realidad el proyecto? Pasaron cuatro años, fallecieron varios de los miembros del Consejo y estalló la primera Guerra Mundial, y aquel sueño ferroviario parecía haber muerto irremediablemente. Volvió la paz a Europa y, en 1923, el general Primo de Rivera tras un golpe de Estado ocupa la presidencia del Directorio Militar que habría de regir los destinos de España durante más de siete años. En aquellos días se encontraban reunidos en el Casino Jerezano disfrutando de café y tertulia algunos de aquellos hombres que un día soñaron ver hecho realidad el Ferrocarril de la Sierra. Uno de ellos dijo: ¿No es un ilustre jerezano el que rige ahora los destinos de España? El conoce muy bien las necesidades de la tierra donde nació y el abandono en la que vive, si considera justo amparar el proyecto, nuestra esperanza puede muy bien convertirse en realidad. De este modo el 13 de noviembre de 1923 una comisión presidida por Francisco Luis Díez se dirigió a Madrid para exponerle el plan a Miguel Primo de Rivera. Tres años después, el 9 de enero de 1927 Miguel Primo de Rivera acompañado del ministro de Fomento inauguraba en Arcos de la Frontera las obras del ferrocarril Jerez- Almargen en el mismo lugar donde iría ubicada la estación de dicha población: el kilómetro uno de la carretera a El Bosque al pie de la peña, con un nuevo proyecto que prolongaría la línea hasta Almargen en la provincia de Málaga. Se habían necesitado veintisiete años de trabajo, entrega, amarguras y sinsabores para que este gran acontecimiento tuviera lugar. Las obras siguieron, se construyeron túneles, viaductos y trincheras, se salvaron ríos y accidentes geográficos, toda una gran obra faraónica para su tiempo y, cuando ya solamente faltaba colocar las vías de los 130 kilómetros de su trazado, la caída de Primo de Rivera y los inestables años de la II República con la depresión económica de 1930, el ritmo de los trabajos disminuyó. Después, la Guerra Civil, la Segunda Guerra Mundial y los años de carestía que siguieron detuvieron por completo la ya avanzada construcción. Pasaron treinta años y un día de 1961 una locomotora con varios vagones emprendía el recorrido de ida y vuelta desde Jerez hasta Arcos de la Frontera. Este sería su primer viaje y también el último. Dos calles al final de la de Arcos recuerdan en Jerez los nombres de Amalio Saiz de Bustamante y del ingeniero Antonio Gallegos. En Arcos de la Frontera una de sus vías está rotulada con el nombre de Francisco Luís Díez. Como testigo mudo de aquel sueño de unos jerezanos, parte de aquel trazado, una hermosa vía verde de 32 kilómetros de suaves pendientes, pone hoy al alcance del visitante todo un rico entorno natural. FUENTE: CLUB FERROVIARIO JEREZANO. "EL FERROCARRIL DE LA SIERRA", Artículo de Antonio Mariscal Trujillo. http://clubferroviariojerezano.blogspot.com.es/2014/12/el-ferrocarril-de-la-sierra_8.html NOTA: Hubo una familia de ferroviarios que habitaron en la estación de Arcos de la Frontera, también hubo ferroviarios destacados en el tramo de línea entre Jerez y Arcos, destinados a tareas de mantenimiento de la vía y un guardagujas. En el año 1959 llegó a circular un tren en modo de pruebas, entre Jerez y Arcos, formado por una locomotora y un único vagón cargado de víveres para los ferroviarios que trabajaban en ese tramo de línea (dichos ferroviarios podemos verlos en dos fotografías de este álbum), ese tren fue el primero y el único que circuló por esas vías.

EMILIO RENNES Y LA COMPAÑÍA DE LOS FERROCARRILES ANDALUCES

EMILIO RENNES Y LA COMPAÑÍA DE LOS FERROCARRILES ANDALUCES
Álbumes
EMILIO RENNES Y LA COMPAÑÍA DE LOS FERROCARRILES ANDALUCES
10 fotosUpdated hace más de un año
En este álbum vamos a publicar la historia de este ingeniero francés que llegó a la Compañía de los Ferrocarriles Andaluces, serán 9 capítulos en las que se contará toda su historia ligada al ferrocarril y veremos las estupendas fotografías que realizó a lo largo de su vida profesional en Málaga. El Centro de Cultura Contemporánea de la Diputación de Málaga, La Térmica, ha presentado la colección fotográfica de Emilio Rennes, directivo de la Compañía de los Ferrocarriles Andaluces, titulada “Atención al Tren. Huellas de Emilio Rennes”, de la mano de su nieto Michel Rennes. Además veremos una serie fotográfica, de carácter profesional, firmada por el fotógrafo francés Jean David, producidas entre 1903 y 1907, que reflejan la actividad en los talleres o retratan al personal de la Compañía Andaluces. Capítulo aparte merece la serie referida a descarrilamientos en las líneas ferroviarias de Andaluces, de las que también veremos algunas imágenes.

miércoles, 9 de enero de 2019

El AVE inexistente

                                                                                                                                                          El AVE inexistente         
  En las vacaciones de Navidad, al igual que en verano, suele haber noticias relacionadas con los trenes Alvia de Renfe, en la línea de Madrid a Cádiz. Casi siempre originadas por esporádicos retrasos. Es una consecuencia subordinada del problema mayor: no existe un AVE entre Madrid y Cádiz, ni está previsto. Lo más curioso del caso es que las fuerzas vivas gaditanas y los partidos políticos se han resignado. Ya nadie lo pide. En los tiempos del Gobierno de Rajoy, su ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, viajó a Huelva para ofertar el AVE hasta la capital onubense. Ahora ni Rajoy ni De la Serna se dedican a la política. El actual ministro de Fomento, el socialista y sanchista de confianza José Luis Ábalos, está más ocupado en inaugurar el AVE a Granada. Por supuesto, del AVE de Cádiz no dice nada.
En los mapas de la Alta Velocidad ferroviaria española, no sólo queda ausente Extremadura. El AVE del Sur llega hasta Sevilla y hasta Málaga. Hasta Córdoba también, como trayecto intermedio que es. Pronto lo verán en Granada. No se sabe si cumplirán las promesas de que alcance Huelva (desde Sevilla). En Almería lo están pidiendo. En Jaén no olvidan que es la capital andaluza más cercana a Madrid. Y nos queda Cádiz, de la que algunos dicen que es el culo del mundo, pero como suena feo digamos que se ha quedado fuera de ese reparto. Con un Alvia, que no es lo mismo. Y pronto con un tranvía por esa vía, un incordio añadido.


Es innegable que el actual servicio del Alvia ha aligerado los trayectos, siempre que no caigan en retrasos. Pero no es un AVE, tal como se entiende la alta velocidad. Aquí se habló de que era velocidad alta, en un juego de palabras. Como se ha explicado innumerables veces, gran parte del problema se debe al localismo de la Bahía. No puede haber alta velocidad si el AVE para en Jerez, El Puerto, San Fernando y Cádiz. No puede haberla si el AVE frena cada 10 kilómetros.
Entonces se llega a otra conclusión, que levantaría ampollitas en Cádiz capital, pero puede ser hasta más racional. Un AVE que llegara hasta Jerez no pararía en ninguna estación desde Sevilla-Santa Justa. Si se queda en Jerez podría conectar con El Puerto, San Fernando y Cádiz en Cercanías. Siempre que hubiera un Cercanías metropolitano entre Jerez-Aeropuerto y Cádiz con más rapidez y frecuencias que el actual.
Esa posibilidad beneficiaría a Jerez y descapitalizaría aún más a Cádiz. Tropezaría con los localismos. La otra fórmula racional (que sólo pare en Jerez y en Cádiz) tendría el mismo inconveniente.

domingo, 4 de noviembre de 2018

La Estación de El Portal. S.O.S para la recuperación de un edificio centenario.

19nov2017

La Estación de El Portal.
S.O.S para la recuperación de un edificio centenario.




Entre las fotografías que ilustran este reportaje sobre la vieja Estación de ferrocarril de El Portal hay apenas unos años de diferencia. En ellas se refleja el paso del tiempo, pero son también un triste ejemplo de lo que la incultura de unos vándalos es capaz de hacer con un edificio centenario que encierra una larga historia entre sus muros.



Las imágenes hablan por sí solas de todo ello, pero también de la desidia y dejadez de sus propietarios (ADIF) y de las distintas administraciones que, de una u otra forma, debieron haber velado para que esto no llegara a pasar.

Hace ahora una década, los vecinos de El Portal vieron por fin cumplidos uno de sus principales anhelos: la eliminación de un peligroso paso a nivel que habían conocido “toda la vida”. Por eso, cuando el 27 de julio de 2007 entró en servicio el nuevo viaducto del ferrocarril sobre el Guadalete, -que con sus 3.221 m se convertía en el de mayor longitud de la red ferroviaria española- muchas cosas se ganaron…, pero se perdía también para siempre el uso para el transporte ferroviario de la vieja Estación y Apeadero de El Portal.

De manera casi inmediata a la supresión del antiguo tramo entre el Puente del Duque y el embarcadero de la Marina, comenzó el desmantelamiento de las vías y unos meses después ya no quedaba casi nada que recordara que, por allí, durante más de 150 años, pasaba el tren, uno de los primeros trenes que circularon de España. Ese tren del que tan sólo la vieja estación guardaba viva la memoria. Ya entonces, los vecinos de El Portal con Diego Almodóvar a la cabeza, reclamaron que se diese un uso social a este antiguo edificio para evitar así su demolición y rescatar todo su valor histórico y simbólico. A las claras queda que no se han cumplido las promesas de recuperación que se plantearon durante la última década y que este centenario edificio se encuentra hoy parcialmente arruinado.



Como pensamos que no es tarde todavía para su recuperación, en nuestra visita de hoy queremos ocuparnos de esta vieja estación, de su significación y de sus valores patrimoniales, para hacer un llamamiento público al objeto de que se rescate de la ruina.

Un poco de historia.

En la memoria colectiva de nuestra ciudad se guarda como uno de los logros más brillantes el haber contado con la primera concesión otorgada en España para la construcción de un “camino de hierro”. La iniciativa, promovida por José Díez Imbrechts en 1829, pretendía unir Jerez con el embarcadero de El Portal y facilitar así el transporte de vinos hacia la Bahía a través del Guadalete. Aunque no llegó a materializarse, su hijo Luis Díez Fernández de la Somera, conseguirá dos décadas después hacer realidad el primer proyecto ferroviario de Andalucía al obtener en 1850 la concesión para construir y explotar una línea férrea entre Jerez y El Puerto de Santa María, que se vería ampliada un año más tarde hasta El Trocadero (1).

La obra supuso un revulsivo económico y comercial en el Jerez de mediados del siglo XIX al facilitar la salida de nuestros vinos hacia los puertos de la bahía de Cádiz, evitando así el costoso y accidentado transporte fluvial por el Guadalete. No es de extrañar por ello que este gran proyecto figure, junto al de la construcción del acueducto de Tempul para el abastecimiento de agua potable a la ciudad, como uno de los más relevantes de cuantos se acometieron en el pujante Jerez del XIX (2).

Como no podía ser de otra manera, el trazado del ferrocarril, en su camino hacia el Puerto, después de atravesar las trincheras y terraplenes de Vallesequillo se dirigía hacia el embarcadero de El Portal, que hasta esas fechas aún estaba en uso. En este lugar, la traza se construyó en la margen derecha del Guadalete, aproximándose tanto a él que “… ha sido preciso variar un trozo de 500 metros lineales de la carretera general para el paso de la línea por el sitio que ocupaba la carretera antigua” (3), terminándose la explanación hasta El Portal el 20 de septiembre de 1853. Junto a El Portal, fue preciso también construir una alcantarilla para dejar paso a las aguas del Arroyo de Morales. En la actualidad aún se conserva este puentecillo, el último superviviente de cuantos se levantaron entre 1852-1853 y que se menciona en la descripción de las obras. Hoy día canaliza los caudales de salida de la depuradora (4).



En este primer proyecto, se construyó en El Portal un pequeño apeadero en las proximidades del embarcadero, que fue ya utilizado por los jerezanos desde los inicios de la puesta en marcha de la línea. Así, el investigador de nuestra historia ferroviaria Francisco Sánchez Martínez, nos informa que ya en el verano de 1854, recién inaugurado el primer tramo del ferrocarril entre Jerez y El Puerto de Santa María, “…la empresa ferroviaria establecía un servicio especial para llevar a la gente a tomar los baños en el río Guadalete junto al muelle del Portal, los precios de ida y vuelta eran de 3 reales/v en 3ª clase, y 5 reales/v en 2ª clase” (5). Sin embargo, los mejores días para este modesto apeadero estaban por venir, y lo harían de la mano de la construcción de la Azucarera Jerezana.

En los años finales del siglo XIX y los primeros del XX, El Portal vivirá una gran actividad fabril. En 1897, la Sociedad Agrícola Industrial del Guadalete obtuvo del Gobierno una concesión para regar con las aguas del río (a través del azud de La Corta) unas dos mil hectáreas, destinadas al cultivo de la remolacha que sería molturada en la fábrica azucarera construida en los años siguientes. Aunque la experiencia resultó fallida y ya en 1906 cesó su actividad, el enclave de El Portal se transformó en esos años viendo surgir naves, almacenes y dependencias junto a la Azucarera Jerezana´, así como un nuevo puente de hierro que cruzaba el Guadalete junto a La Herradura (6). El apeadero ferroviario allí existente se transformó con la construcción de una nueva Estación. Sánchez Martínez apunta que “la estación de El Portal había sido abierta de forma regular al servicio público de viajeros el 1 de enero de 1904”, época que coincide con el máximo apogeo de los trabajos de la Azucarera (7).

La por entonces nueva estación de El Portal cobraría protagonismo en 1917 cuando, con motivo de la gran riada del 7 de marzo, la línea férrea de Madrid a Cádiz, quedó cortada por unos días al inundarse un tramo de 6 km entre la estación y la vega baja del río. Desde este lugar se llevaron a cabo las operaciones de rescate y salvamento con lanchas de los vecinos que habían quedado aislados en los campos de los alrededores por la crecida del Guadalete (8). Las graves inundaciones afectaron seriamente a la Azucarera Jerezana y, sólo en parte a la estación de El Portal. La Correspondencia, un diario de tirada nacional, informaba al respecto que “...Han sufrido daños los edificios de la Azucarera Jerezana y la casa del Jefe de la Estación. Muchas chozas han sido derribadas, rivalizando las autoridades y vecinos en el salvamento del personal. En los alrededores de El Portal, alcanza la inundación varios kilómetros de extensión” (9).

Hay que recuperar el edificio de la Estación de El Portal.



Después de aquel recordado episodio y tras la vuelta a la normalidad, la estación siguió prestando servicios durante más de un siglo a los viajeros de este enclave rural, uno de los más poblados en el entorno de la ciudad, cerrando definitivamente sus puertas en julio de 2007. En septiembre de ese mismo año el Ayuntamiento de Jerez recibía un escrito de la Dirección Ejecutiva de Estaciones de Viajeros (de ADIF) en el que se comunicaba que el edificio de la Estación de El Portal no se demolería y sería conservado, como venían reclamando los vecinos.



Se contestaba así formalmente a una petición municipal cursada en agosto de ese mismo año, en el que la entonces alcaldesa, Pilar Sánchez, solicitaba al Gerente de ADIF que, ante el desmantelamiento previsto de las infraestructuras que habían quedado fuera de servicio, tras la inauguración del nuevo viaducto de El Portal, se respetase el edificio de la antigua estación. Se argumentaban para ello razones de carácter histórico por tratarse del primer tramo ferroviario de Andalucía y uno de los primeros de España. ADIF pedía para ello -mientras se acometía la remodelación que permitiera la conservación y los nuevos usos de la Estación- la adecuada protección para evitar “…el deterioro, vandalismo y la ocupación por personas ajenas del citado edificio”.

Sin embargo, en los años siguientes, se olvidaron pronto



las promesas de recuperación se olvidaron. De nada sirvieron las continuas demandas de los vecinos y el edificio de la vieja estación comenzó a ser objeto de actos vandálicos. Al lento deterioro de sus dependencias siguió la ocupación de su entorno y el progresivo derrumbamiento de sus tejados, acelerado por un incendio que destruyó parte de la armazón de madera que los sustentaba.

Pero aún es posible revertir la situación. En los últimos meses, de la mano del proyecto de construcción de un sendero fluvial entre Jerez y El Puerto, recientemente anunciado a cargo



de los fondos ITI (Inversión Territorial Integrada), se ha vuelto a reclamar por parte de Ecologistas en Acción y otros colectivos ciudadanos la recuperación de la vieja estación. Con ello se conseguiría un doble objetivo y así, de una parte, se ganaría un espacio público que podría tener uso social para los vecinos de El Portal o formar parte del equipamiento asociado al sendero. De la misma manera, se recuperaría un elemento patrimonial testigo de la antigua traza del ferrocarril por la que está previsto que discurra parte del mencionado sendero fluvial. La estación, que formó parte del conjunto de construcciones que a comienzos del siglo XX se edificaron en torno a la Azucarera Jerezana (barrio de casas para trabajadores, capilla, almacenes…) guarda como aquellos el sello de la arquitectura industrial de la época y sería un despropósito derribarla.



Deseamos y confiamos en que esta vez sí, la sensatez esté de parte de quienes desean ver renacer la antigua Estación de El Portal.

Para saber más:
(1) García Lázaro, J. y A.: Nuestro patrimonio ferroviario. Algunos elementos singulares de la línea férrea de Jerez a El Portal. Diario de Jerez, 11/01/2014.
(2) El lector interesado podrá encontrar referencias sobre esta importante obra en los siguientes trabajos:
-Caro Cancela, D. (1990): “El primer ferrocarril de Andalucía. La Línea Jerez-El Puerto- Trocadero (1854-1861)”, en Páginas. Revista de Humanidades nº 5, oct-nov. 1990, pp. 70-85, Jerez.
-Pérez Serrano, J.; López Rodríguez, F.; y Reyes Fernández, M.J. (2003).: “Aproximación a los orígenes del ferrocarril en la provincia de Cádiz: la línea de Jerez de la Frontera-El Trocadero”, en Cuenca Toribio J.M. (ed.). Actas del III Congreso de Historia de Andalucía. CajaSur, Córdoba, 173-183.
-Revista de Obras Públicas (1853): “Ferro-carril de Jerez al Trocadero”. Tomo I. p. 67-68.
-Sánchez González, R. (1986): “Los inicios del Ferrocarril en El Puerto de Santa María. La formación de la línea Jerez-Puerto (1834-1850)”. Gades, 14, pp. 45-64.
-Sánchez Martínez, F. (2005/2006): “Jerez, cuna del primer ferrocarril andaluz (1850-1861)”, en Historia de Jerez, Nº 11-12, Jerez, Ayuntamiento de Jerez/Diputación Provincial de Cádiz, pp 139-156.
-Sánchez Martínez, F. “Ferrocarril de Jerez al Río Guadalete. La primera concesión ferroviaria de la península”, en Vía Libre, la revista del Ferrocarril. Disponible en este enlace:
http://www.vialibre-ffe.com/noticias.asp?not=1230&cs=hist-Sánchez Martínez, F. (2013) “Historia del Ferrocarril de Sevilla a Jerez y de Puerto Real a Cádiz (1856-1861)”, en Vía Libre, la revista del Ferrocarril. Disponible en este enlace:
http://www.vialibre-ffe.com/noticias.asp?not=11319-Torrejón Chaves, J. (2006): “Cádiz y los orígenes del Ferrocarril en España”. Comunicación presentada al IV Congreso Historia Ferroviaria. Málaga, sept. 2006.
(3) Revista de Obras Públicas (1853): “Ferro-carril de Jerez al Trocadero”. Tomo I. p. 67-68.
(4) García Lázaro, J. y A.: Nuestro patrimonio ferroviario…
(5) Sánchez Martínez, F.:El Portal, su muelle, el arrecife a Jerez y el Ferrocarril (II)”, Diario de Jerez, 11/06/2013.
(6) García Lázaro, J. y A.: Azúcar amargo, Un siglo de azucareras en la campiña. Artículo publicado en www. entornoajerez.com el 8 de julio de 2013.
(7) Sánchez Martínez, F.:Ferrocarril de Jerez al Río Guadalete…
(8) Pueden verse al respecto las noticias aparecidas en ABC, 8 de marzo de 1917, p. 18 y La Correspondencia, 9 de marzo de 1917, p.3. Sobre la riada y sus repercusiones en El Portal, el lector curioso puede consultar: García Lázaro, J. y A. La gran riada en Jerez (III), Diario de Jerez, 26 de marzo de 1917.
(9) La Correspondencia, 9 de marzo de 1917, p.3.


Observación: situando el cursor sobre una fotografía, podremos leer el pie de foto.  Si pulsamos sobre cualquiera de ellas, podrán verse todas a pantalla completa.
Para ver más temas relacionados con éste puedes consultar: Paisajes con Historia, Patrimonio en el medio rural.

Artículo publicado en DIARIO DE JEREZ, el19/11/2017

jueves, 24 de mayo de 2018

En esta conocida etiqueta de finales del XIX puede verse un fragmento de la zona sur de Jerez, de la Alcubilla y del arranque de la calle Puerto.

El tren o maquinilla bodeguera deja a su izquierda la bodega y asciende la cuesta, con botas, mercancias y quizás algún viajero en su interior. San Miguel al este y la Colegial al oeste perfilan el horizonte y limitan la ciudad. En el centro se sitúan una chimenea (¿la de la plaza Sánchez Ferraj, entre calle Caracuel y los cláustros de Santo Domingo?) y la torre de lo que vagamente podría recordar al desaparecido Palacio del Salobral.

La imagen de la etiqueta está extraída de gallica.bnf.fr, lugar digital de la Bilbioteca Nacional de Francia. La ampliación es atrevimiento mío.

martes, 6 de febrero de 2018

1943 hace 75 años Asamblea para el ferrocarril de Jerez a Almargen

1943 hace 75 años Asamblea para el ferrocarril de Jerez a Almagen

1943 hace 75 añosAsamblea para el ferrocarril de Jerez a Almargen 1943 hace 75 añosAsamblea para el ferrocarril de Jerez a Almargen
1943 hace 75 añosAsamblea para el ferrocarril de Jerez a Almargen / archivo
El gobernador civil de la provincia de Cádiz, Julio Pérez, presidió ayer en Arcos una asamblea para la construcción del ferrocarril de Jerez a Almargen.
Se celebró la reunión en el Teatro Cine de la localidad, asistiendo numeroso público procedente de todos los rincones de la provincia. En la presidencia se encontraba el gobernador civil y los alcaldes de Cádiz, Jerez, Arcos, Bornos Villamartín, Puerto Serrano, Olvera, Torre Alháquime, Espera y Prado del Rey. También estaba presente una comisión del Ayuntamiento de Ronda.
El ingeniero de las obras del ferrocarril dio cuenta del estado de la línea, comenzada en tiempos de Primo de Rivera y de las obras que faltan para su completa terminación. A continuación hablaron los alcaldes interesados para resaltar la importancia de esta obra para el desarrollo de la región.
Los presentes acordaron enviar un telegrama al Jefe del Estado dando cuenta de la reunión.

 

TODAS LAS ESTACIONES DE TREN DE LA PROVINCIA DE CADIZ

TODAS LAS ESTACIONES DE TREN DE LA PROVINCIA DE CADIZ
JEREZ DE LA FRONTERA (ESTACION)

LA PARRA (APEADERO)

LA PARRA (APEADERO)
.

EL CUERVO (ESTACION)

EL CUERVO (ESTACION)

EL PORTAL (ESTACION)

EL PORTAL (ESTACION)
.

EL PUERTO DE SANTA MARIA (ESTACION)

EL PUERTO DE SANTA MARIA (ESTACION)
LINEA INTERIOR Y LINEA COSTA

APEADERO DEL AGUILA

APEADERO DEL AGUILA
.

APEADERO DE LA BALLENA

APEADERO DE LA BALLENA
.

ROTA(ESTACION)

ROTA(ESTACION)

CHIPIONA (ESTACION)

CHIPIONA (ESTACION)

APEADERO DE LA JARA (SANLUCAR DE BARRAMEDA)

APEADERO DE LA JARA (SANLUCAR DE BARRAMEDA)
.

ALCUBILLA (jerez)

ALCUBILLA (jerez)

LAS TABLAS (APEADERO)

LAS TABLAS (APEADERO)
.

BARRIO ALTO(estacion)

BARRIO ALTO(estacion)
.

BONANZA (ESTACION)

BONANZA (ESTACION)

SANLUCAR DE BARRAMEDA (ESTACION PLAYA)

SANLUCAR DE BARRAMEDA (ESTACION PLAYA)

PUERTO REAL (ESTACION)

PUERTO REAL (ESTACION)

SAN FERNANDO (ESTACION)

SAN FERNANDO (ESTACION)

CADIZ (ANTIGUA ESTACION)

CADIZ (ANTIGUA ESTACION)

JEDULA (ESTACION)......

JEDULA  (ESTACION)......
DESDE JEREZ EL TREN DE LA SIERRA

ARCOS (ESTACION)

ARCOS (ESTACION)
.

VILLAMARTIN (ESTACION)

VILLAMARTIN (ESTACION)
.

ZAFRAMAGON (ESTACION)

ZAFRAMAGON (ESTACION)

NAVALAGRULLA (ESTACION)

NAVALAGRULLA (ESTACION)
.

CORIPE (ESTACION)

CORIPE (ESTACION)
.

OLVERA (ESTACION)

OLVERA (ESTACION)
.

PUERTO SERRANO (ESTACION)

PUERTO SERRANO (ESTACION)

ALGECIRAS (ESTACION)

ALGECIRAS (ESTACION)
.

LOS BARRIOS (ESTACION)

LOS BARRIOS (ESTACION)
.

SANROQUE-LA LINEA(ESTACION)

SANROQUE-LA LINEA(ESTACION)

JIMENA DE LA FRONTERA (ESTACION)

JIMENA DE LA FRONTERA (ESTACION)
.

ALMORAIMA (ESTACION)

ALMORAIMA (ESTACION)
.

SAN PABLO (APEADERO)

SAN PABLO (APEADERO)
.

FOTO MES DE DICIEMBRE 2011

FOTO MES DE DICIEMBRE 2011
VIAJE A VAPOR SEVILLA - JEREZ

FOTO MES DE NOVIEMBRE 2011

FOTO MES DE NOVIEMBRE 2011
TARIFA DE LOS MOZOS DE CARGAS

FOTO MES DE OCTUBRE 2011

FOTO MES DE OCTUBRE 2011
DRESINA EN JEREZ AVERIAS ELECTRICAS

FOTO MES DE SEPTIEMBRE2011

FOTO MES DE SEPTIEMBRE2011
VIGILANCIA DEL TREN 1900

FOTO MES DE AGOSTO 2012

FOTO MES DE AGOSTO 2012
el bar pequeñito de fernando junto a la estación

FOTO MES DE JUNIO 2012

FOTO MES DE JUNIO 2012
Postal coloreada

FOTO MES DE MAYO 2012

FOTO MES DE MAYO 2012
MUJER GUARDA BARRERAS

FOTO MES DE ABRIL 2012

FOTO MES DE ABRIL 2012
ESTACIÓN DE JEREZ AÑOS 70

FOTO MES MARZO 2012

FOTO MES MARZO 2012
ESTACIÓN DE CADIZ

FOTO MES DE FEBRERO 2012

FOTO MES DE FEBRERO 2012

FOTO DEL MES DE ENERO 2012

FOTO DEL MES DE ENERO 2012
CALLE ZARAGOZA